MARTES, 15 DE OCTUBRE DE 2019 





6 (3.3)

DICIEMBRE 1989

ENGLISH ABSTRACTS INSIDE ISSN 0213-8646

Editorial

La Revista Interuniversitaria de Formación del Profesorado dedica su número seis a recoger, con caracter mongráfico, las Actas del IV Seminario Estatal de Escuelas Universitarias de Magisterio, celebrado en Soria en mayo de 1989. No podía faltar a esta cita una Revista como la nuestra, cuyos orígenes están profundamente conectados con este tipo de encuentros. Siendo esta una razón suficiente en sí misma, nuestra Revista, órgano de expresión de todos cuantos dedicamos nuestra vida profeional a la formación del profesordo, no podía desaprovechr esta ocasión, históricamente especial y quizá última, para reiterar machaconamente, a través de las diferentes vpces que en las páginas que siguen han encontrado una oportunidad para hablar, algo que hemos repetido hasta la saciedad: la necesidad de que la reforma que viene acabe con la jerarquización clasista del profesorado no universitario, propiciando una titulación única, aunque no uniforme, para todos estos profesionales: la de licenciado.

Con toda seguridad, desde una perspectiva multiparadigmática e interdisciplinar, las etapas evolutivas correspondientes a la escuela infantil y a las enseñanzas primaria y secundaria obligatoria, son profundamente determinantes, tanto para la estructuración de la personalidad del educando, cuanto para el futuro colectivo del pueblo al que éste pertenece: aquí hay una coincidencia radical entre psicólogos, sociólogos, antropólogos y pedagogos, o, si lo queremos decir desde una perspectiva estrictamente psicológica, entre cognitivistas, conductistas, psicoanalistas y humanistas, por citar algunos de los ejemplos más significativos de consenso racional en torno a éste tema. Siendo así la realidad, parece evidente que el profesorado que se ocupe de las enseñanzas citadas, debe estar altamente cualificado, y con idéntico rango, a nivel académico y profesional. Por todo ello no podemos compartir la postura de una Administración Educativa que está dispuesta a perpetuar, hiotecando de esta manra buena parte del siglo XXI, una estructuración jerarquizada del profesorado no universitario que, implicando una titulación de diferente nivel académico, suponga de hecho una titulación de diferente nivel académico, suponga de hecho una negación irracional de algunas de las aportaciones más sobresalientes de las ciencias de la educación en su conjunto y, muy en particular, del papel profundamente determinante de la educación durante las primeras etapas de la vida: infancia y adolescencia.

Así pues, quede patente, una vez más, nuestro decidido apoyo a una formación profesionalizada, de igual rango académico, y con nivel de licenciatura, para todos los profesores no universitarios. Nuestros lectores, y en particular los responsables de la Administración Educativa, especialmente invitados a hacerlo, podrán tomar buena nota de todo lo que ello implica mediante una lectura atenta del articulado y documentación que aparecen en las páginas de esta monografía.

CONSEJO DE REDACCIÓN